Archives

Cuenca

  • 22/May/2018 at 19:00
Cuenca es uno de esos destinos magníficos para un fin de semana, con variedad de planes culturales, naturales y gastronómicos. Si a eso le añades el encanto que tiene la nieve, y la mejor compañía que puedes tener, tu familia, esto se convierte en un fin de semana de libro. Como lo de Cuenca era una excusa para hacer un viaje juntos, nos lo tomamos con calma: un día paseando por la ciudad (y disfrutando de sus manjares) y el segundo visitando uno de los muchos parajes naturales cercanos.

2018 03 - Cuenca-13.jpg
2018 03 - Cuenca-14.jpg

A los encantos de Cuenca, le tuvimos que añadir la nieve, que durante todo el sábado estuvo acompañándonos, mientras paseábamos arriba y abajo sus calles, cruzábamos el puente sobre el río Huécar para ver las Casas Colgadas (que no Colgantes), confirmábamos una vez más lo poquita cosa que es, o intentábamos ver las vistas desde el Castillo. Además, de mi anterior visita, rescaté el Refugio Antiaéreo, esta vez con una visita teatralizada para los niños, pero acabó siendo una mala opción…

2018 03 - Cuenca-4.jpg

2018 03 - Cuenca-3.jpg

El domingo decidimos cambiar la ciudad por la naturaleza y fuimos al Nacimiento del Río Cuervo. Recuerdo vagamente haber estado ahí hace unos años, pero estoy seguro de que no olvidaré la visita de este año. En mi familia, a todos sin excepción, niños y mayores, nos encanta la nieve.

2018 03 - Cuenca-16.jpg

Todos recordamos días en nuestra vida durante o después de una gran nevada, y el disfrute asociado a jugar con ella… El día anterior en Cuenca había estado nevando todo el día, pero no había cuajado. En cambio, mientras subíamos por la Serranía de Cuenca, pudimos ver que allí había sido diferente, y había caído una nevada de libro. Todo tenía ese aspecto de cuento (creo que hoy lo llaman Juego de Tronos) cubierto por la nieve, que no había sido pisada en su gran mayoría. El pequeño paseo hasta el nacimiento del río desde la carretera, era por un camino en mitad de un bosque blanco, en el que las pequeñas ramas, cuando se agitaban levemente por una brisa de aire, dejaban caer una lluvia de fina nieve…

2018 03 - Cuenca-24.jpg

Después de jugar con la nieve, sólo quedaba reponer fuerzas con un buen plato de cordero en el centro, y vuelta a nuestros respectivos hogares.

2018 03 - Cuenca-20.jpg

Olemiswebs
%d bloggers like this: